Educar en las emociones… Tolerancia a la frustración

Mucho se ha hablado, y escrito, sobre la tolerancia a la frustración y la importancia de desarrollarla desde la primera infancia. He escuchado muchas veces, a varias madres decir “mi hijo tiene 0 tolerancia a la frustración”. Yo solo pienso, ¿a quien le gusta que las cosas no le resulten?, ¿estamos como especia preparados para estar satisfechos al no lograr resultados? pues creo que no. Es parte del ADN humano. Todos, y que levante la mano el que no, queremos conseguir lograr ciertas cosas, y a todos nos molesta el no poder cumplirlas.
¿Es un problema entonces el tener baja tolerancia a la frustración? Si y No. (si tiene usted baja tolerancia a la frustración, lo sabrá inmediatamente, la ambiguedad de mi respuesta le molestará profundamente ;)).
Es un problema sólo en la medida en que nos paraliza e impide seguir adelante. El tener problemas para tolerar la frustración no debería ser sinónimo de falta de perseverancia. Cuando nos cuesta manejar la frustración al no conseguir algo que esperábamos conseguir (el que se enoje por no lograr algo que ni siquiera pensaba que podía, tiene otro tipo de problemas), ahí es cuando tenemos dificultades. Algo de frustración es bueno, significa que estamos vivos, que las cosas nos importan, que no andamos asumiendo tareas y desafíos con apatía por la vida.
¿Se entiende?
¿Cómo entonces ayudamos a nuestros hijos a que sepan manejar la frustración? (Que no la sientan sólo los hará adultos apáticos, poco involucrados). pues fácil, o sea, no es fácil, pero existen ciertos pasos y conductas que podemos adoptar para ayudarlos:
1. Olvidar la noción de éxito en las tareas cotidianas: Supongamos que le piden a su hijo que haga cierta tarea en el hogar (por ejemplo sacar la basura, levantar la mesa) y las cosas no están hechas como usted esperaba, en vez de empezar con la lista de errores, primero felicite el que la tarea se haya realizado. En otro momento, haga usted la tarea junto con su hijo, y vaya explicándole el paso a paso a seguir.
Si tu hijo ordena, felicitalo, no le digas que las cosas no están en su lugar. Ya habrá tiempo para que aprenda que el orden tiene un “orden”.

2. Recuerdale que hay cosas más importantes que el resultado: Tendemos a preguntar ¿Cómo te fue? después de una prueba, o incluso de un partido de fútbol. Cambiemos la pregunta por un ¿Cómo lo pasaste? pongamos a veces la emoción, el sentimiento de nuestros hijos sobre su resultado (que ojo, no deja de ser importante, sólo que no queremos que sea el centro).

3. Juega: juega con ellos, distintos tipos de juego, libres, estructurados, de mesa, imaginación, dibujo, etc… que vean cuanto cuesta lograr un resultado como uno se lo ha esperado, que se enfrenten a ser “pillado” en la escondida, que sepan lo que es perder un gol, que la torre se derrumbe, que el robot de lego no funcione como lo pensaba, sin hacer un gran tema de ésto. Déjalos también jugar solos, que se enfrenten a estas situaciones contigo cerca, pero solos.

4. Da el Ejemplo: ya he hablado de este tema varias veces, pero es que es esencial!! Cuando tengas la oportunidad de mostrarles algo que te ha costado, algo que te ha provocado más de un disgusto, compartelo con ellos, puede ser como un cuento, o con el relato de las cosas tal cual pasaron, lo importante es que vean como incluso tú tienes que enfrentarte a la frustración. (ojo acá, no trates de mostrarte perfecto cual super héroe, sino tal cual eres).

¿Seguimos trabajando las emociones entonces? ¿Cómo lo has pasado hasta acá?

Anuncios

3 comentarios en “Educar en las emociones… Tolerancia a la frustración

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s